• Gabriel Vallejo Zeron

Gabriel Vallejo: ¿Conoces la calidad de la carne que consumes?

Actualizado: abr 30


Gabriel Vallejo Zeron
Gabriel Vallejo Zeron

Gabriel Vallejo Zeron López nos dice en esta ocasión, que además de la calidad de las frutas y verduras, también la carne debe tener un proceso de tratamiento e inspección.

¿Sabías que para permitir la importación de cárnicos para consumo de la población mexicana se sigue un amplio proceso de análisis zoosanitario, con el fin de garantizar su sanidad e inocuidad de los productos?

En el Senasica (Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria) antes de permitir la entrada de alimentos, se aseguran que no representan ningún riesgo para el estatus zoosanitario del país, ni para la salud humana.

El primer paso consiste en que la autoridad sanitaria del país exportador realice la petición formal al Senasica; posteriormente, se deben evaluar los Servicios Veterinarios y la condición zoosanitaria, del país de origen, para lo cual debe entregar evidencia documental.

El Senasica inicia, con base en la documentación entregada, lo que se conoce como Análisis de Riesgo, procedimiento a través del cual se determina la factibilidad de establecer negociaciones en materia zoosanitaria con sus contrapartes; a través de este mecanismo, también se detectan las necesidades operativas y de infraestructura en los puntos de ingreso a nuestro país, a fin de garantizar un flujo comercial seguro.

Una vez concluido el análisis documental, México envía técnicos al país exportador para evaluar in situ, la condición zoosanitaria, la vigilancia epidemiológica, la inocuidad y la aplicación de buenas prácticas pecuarias y de producción.

Se evalúan también los sistemas de inspección y cada uno de los establecimientos de sacrificio y procesamiento de productos cárnicos interesados en exportar sus productos a México, que deben cumplir los mismos requisitos que la regulación mexicana a los establecimientos Tipo Inspección Federal (TIF).

En caso de aprobación, ambas autoridades acuerdan un protocolo sanitario, en el que establecen los requisitos para introducir un producto determinado al territorio nacional. Si los términos son aceptados por ambas partes y los requerimientos mexicanos se cumplen en su totalidad, Senasica autoriza la importación.

Es importante subrayar que para mitigar los riesgos, cuando sea necesario, la Senasica contrata a médicos veterinarios mexicanos con residencia en el país de origen del producto, con el propósito de que constaten y verifiquen, bajo un criterio de caso por caso y lote por lote, todos los embarques, a fin de garantizar la condición sanitaria y de inocuidad del producto.

Con el objetivo de avanzar en la apertura del comercio de cárnicos entre México y Argentina, el Senasica iniciará con su contraparte argentina, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), -una vez que esta lo solicite oficialmente-, los procesos normativos en sanidad animal, con el objetivo de acordar los protocolos sanitarios correspondientes.


30 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo